El Tiburón tiene la salvación en sus manos

El equipo de Veracruz se aprovechó del bache por el que atraviesa Pumas de la UNAM para imponerse 2-0 y de este modo abandonar el sótano de la tabla de cocientes que define el descenso.

Los argentinos Leandro Velázquez, al minuto 39, y Cristian Pellerano, al 85, fueron los autores de la valiosa victoria de Tiburones Rojos, que no ganaba en el Olímpico Universitario desde el 2004 y hoy lo hizo justo cuando más lo requería.

 Pumas se vio sin idea futbolista y perdió a dos pilares con las expulsiones directas del capitán Darío Verón (33’) y del goleador Nicolás Castillo (90’), quien recién regresaba de una lesión.

De este modo, Universidad Nacional se estancó con 18 puntos fuera de la zona de liguilla y acumuló su cuarto partido en fila sin victoria en este torneo Clausura 2017 de la Liga MX.

Por su lado, los escualos llegaron a 18 unidades en la tabla general, pero lo más importante para ellos fue que rebasaron con 114 puntos en 100 partidos disputados a Jaguares (113 puntos) y Morelia (112) en la lucha por la permanencia cuando restan dos fechas por jugarse

El timonel Juan Antonio Luna buscó neutralizar a Universidad Nacional en el mediocampo y por ello decidió jugar sin eje de ataque, prefirió más elementos para ganar la media cancha, situación que desbarató el pobre argumento de los felinos que naufragaron en la cancha.

Pasada la media hora de partido, el capitán Darío Verón mostró esa desesperación que vivía el equipo y cometió dura entrada en mediocampo sobre Adrián Luna para irse expulsado, en una acción que no tuvo ningún reclamó en el cuadro universitario.

Tiburones Rojos no tenía mejor ocasión que está para lograr sacar ventaja, la suerte estuvo del lado visitante para ponerse 1-0 gracias al gol de Leandro Velázquez tras un mal despeje de Josecarlos van Rankin, donde el balón le pegó a un compañero y sólo se quedó el pampero para definir ante la salida de Saldívar.

En el complemento, el entrenador Juan Francisco Palencia decidió meter a su goleador Nicolás Castillo a la espera de una genialidad que al menos diera el empate. Éste era el retorno del chileno tras superar una lesión en el tobillo que lo dejó fuera en los últimos cuatro choques.

El hombre menos y la escasez de ideas no permitió a los universitarios acercarse con peligro al arco de Pedro Gallese. Todavía los jarochos dejaron escapar el segundo gol cuando Ángel Reyna definió mal un mano a mano con el arquero Saldivar.

Pero en la segunda oportunidad que tuvo Veracruz ya no perdonó, y sentenció el compromiso con el 2-0 tras la descolgada por derecha de Adrián Luna para servir en bandeja de plata a Pellerano, quien nada más empujó la pelota al fondo de las redes.

Pumas volvió a perder los papeles con una polémica entrada que valió una rigurosa tarjeta roja para Nicolás Castillo por una falta sobre Egidio Arévalo para redondear la mala tarde auriazul, que si bien todavía no está descartado, el camino a la “fiesta grande” luce complicado.

Fuente: Diario de Xalapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *